“Estados Unidos aislado” por egoísmo de Trump en la cumbre del G20

“Estados Unidos aislado” por egoísmo de Trump en la cumbre del G20

16
0
SHARE
De cara a la celebración de la cumbre del G-20 en Hamburgo (Alemania), los presidentes de EE. UU. Donald Trump y Rusia, Vladímir Putin, se reunieron.
Foto: AFP

La gigantesca imagen del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instalada por Greenpeace frente a la Filarmónica de Hamburgo, refleja de manera clara los resultados de la Cumbre del G20, en relación con la postura del presidente estadounidense ante el cambio climático. En la figura, Trump es un bebé mimado que destruye los planes para proteger el planeta y ensucia al globo terráqueo con petróleo.

Al final de la cumbre del grupo de las 20 economías más poderosas del mundo, dirigentes mundiales, liderados por la canciller alemana Angela Merkel, aislaron al presidente norteamericano por no comprometerse con el clima y el comercio. A Donald Trump, sin embargo, no pareció importarle el aislamiento internacional, pues en todo caso obtuvo lo que buscaba.

Por una parte, los líderes del G20 no lograron que reconsiderara su decisión de abandonar el Acuerdo Climático de París, ni Trump se dejó convencer en Hamburgo de la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Por el contrario, fue una victoria para el jefe de Estado norteamericano que la declaración final de la cumbre acogiera su pretensión de volver a la idea de ayudar a otros países en la implementación de los objetivos climáticos de París y centrarse en el uso eficiente de los combustibles fósiles más limpios, lo cual obedece al objetivo de Estados Unidos, contrario al Acuerdo de París, que contempla el abandono a largo plazo de la quema de combustibles fósiles, como carbón, gas y petróleo.

Asimismo, Estados Unidos puede seguir con su política climática, a contracorriente de los 19 socios, al obtener una mención en el texto que “toma nota” de la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París.

Merkel, por su parte, logró que, en la declaración final, sí se hiciera alusión al Acuerdo de París, en contra de lo que quería Trump. Sin embargo, este quedó satisfecho con que se dijera que su país estaba por fuera del Acuerdo. Se lee que este proceso es “irreversible”. Es decir, que no se volverá a negociar. En este sentido perdió el presidente estadounidense en lo que se refiere a sus intenciones de renegociar el pacto global para reducir las emisiones de carbono.

No se discute que es un éxito para Merkel que todos los países dieran un voto claro a favor del Acuerdo de Paris. Por ejemplo, Rusia con esto ha demostrado su apoyo, aunque todavía no lo ha ratificado; Canadá no tomó una postura defensiva de su petróleo nativo y, en general, se aclararon señales ambiguas de los miembros del G20 en los temas del clima. Aunque, al final de la cumbre el presidente turco Recep Tayyip Erdoğan anunció de manera sorpresiva que no ratificaría el Acuerdo de París si no le reconocían a Turquía su condición de país subdesarrollado. De esta forma, Turquía pareciera desafiar a Merkel, por prohibir en Alemania mítines de políticos del país del Bósforo.

A pesar de las victorias de una u otra parte, en el largo plazo Estados Unidos está perdiendo en el panorama geopolítico global, en el que las políticas de “Estados Unidos primero” de Trump han aproximado a Europa y China. El presidente chino, Xi Jinping dijo en la cumbre: “El acuerdo de París sobre el cambio climático es un consenso importante que no se logra en forma fácil y no debe darse por perdido fácilmente”. Según Deutsche Welle, el servicio informativo alemán, “China ha asumido su responsabilidad internacional” y respeta su compromiso con el Acuerdo de París contra el cambio climático. La Unión Europea ha subrayado la importancia de cooperar con la potencia asiática para avanzar en tecnologías limpias.

El manifiesto final no solo es una novedad en la historia del G20, sino que demuestra la política de América aislada del Presidente Trump. Entonces, ¿quién hará posible que se alcance un compromiso? ¿Logrará el presidente francés, Emmanuel Macron, en la cumbre mundial sobre el cambio climático del próximo 12 de diciembre, que no haya Acuerdo de París a la carta?

Queda la esperanza de que el acuerdo parisino funcione, después de las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos, en caso que un adulto responsable asuma el poder y no se retire de este tratado. Sin embargo, el planeta no da espera.

MARTHA ISABEL GÓMEZ LEE
Doctora en Estudios Políticos, docente investigadora del Centro de Investigaciones y Proyectos Especiales (CIPE) de la Universidad Externado de Colombia.

http://www.eltiempo.com/

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

*