Según el censo; La inmigración contribuyó con dos tercios del crecimiento de...

Según el censo; La inmigración contribuyó con dos tercios del crecimiento de la población entre 2011 y 2016

445
0
SHARE
De los 14,1 millones de hogares de Canadá en 2016, el 28,2 por ciento sólo comprendía una sola persona, la mayor proporción de hogares unipersonales registrados y el sistema de vivienda más común en el conteo de 2016, una primera para el país.

35,15 millones de personas de Canadá están envejeciendo; Ahora hay más personas mayores que niños menores de 14 años

Las parejas sin hijos están superando a sus homólogos procreadores, las relaciones entre personas del mismo sexo están floreciendo, varias generaciones están viviendo bajo el mismo techo y más gente que nunca están viviendo sola, reveló el censo del 2016. este resultado muestra los cambios sistemáticos que está sufriendo la forma de vida de los canadienses.

Este segmento del censo, centrado en las familias, los hogares, el estado civil y el idioma, a menudo provoca críticas de los canadienses más conservadores, algunos lo denominan como:  “Leave it to Beaver” y “The Brady Bunch” para ilustrar los dramáticos cambios en la unidad familiar canadiense.

En estos días, las familias canadienses se inclinan más por tener menos hijos y menos afinidad por el matrimonio.

35,15 millones de personas de Canadá están envejeciendo; Ahora hay más personas mayores que niños menores de 14 años. La inmigración contribuyó con dos tercios del crecimiento de la población entre 2011 y 2016, y esa diversidad también agregó complejidad al retrato de la familia canadiense.

“Esas son las tendencias realmente fundamentales que están ocurriendo en la población canadiense en este momento, lo cual tiene impactos en todo, y sospecho que, en los próximos censos, todavía se seguirá marcando estas tendencias demográficas clave “, dijo Laurent Martel, directora de la división de demografía de Statistics Canada.

De los 14,1 millones de hogares de Canadá en 2016, el 28,2 por ciento sólo comprendía una sola persona, la mayor proporción de hogares unipersonales registrados y el sistema de vivienda más común en el conteo de 2016, por primera en el país.

Fuera de los Estados Unidos y del Reino Unido, el porcentaje de hogares unipersonales en Canadá no es especialmente alto, pero ilustra el legado de una población envejecida, cuyos miembros viven más tiempo que nunca y tienen más probabilidades de ser viudo.

Las tasas más altas de separación y divorcio también significan más personas que viven solas o como padres solitarios, al igual que un número creciente de mujeres en la fuerza de trabajo, lo que fomenta un mayor sentido de independencia económica.

Las parejas sin hijos crecieron en número a un ritmo más rápido en los últimos cinco años que las parejas con al menos un hijo, dejando este último grupo en el 51,1 por ciento de la población, el nivel más bajo jamás registrado.

Los baby boomers que impulsaron el crecimiento de la población en el siglo XX son nidos vacíos en el siglo XXI. El censo encontró que los canadienses más jóvenes que tienen hijos viven en lugares como Alberta, esta provincia se convirtió en un imán largo para las familias que buscan empleo, o Nunavut, donde las tasas de fertilidad son altas.

“El gran cambio ha sido un cambio de familias sin hijos parejas jovenes que decide no tener hijos”, dijo Doug Norris, jefe demógrafo de Environics Analytics.

“No están viviendo en la tradicional familia” afirmo, Beaver “.

Más signos de los tiempos cambiantes en la sociedad canadiense: las familias monoparentales crecieron un 5,6 por ciento entre 2011 y 2016, con el crecimiento de los papás solteros superando a sus homólogos femeninos siete por ciento a cinco. Y uno de cada tres canadienses de 20 a 34 años vivía con al menos un padre en 2016, lo que representa un aumento de cinco puntos porcentuales entre 2001 y 2016.

Durante ese mismo período, el número de jóvenes que vivían con familias propias disminuyó a 41,9 por ciento, frente al 49,1 por ciento. Y los hogares multigeneracionales -tres generaciones o más bajo un mismo techo- crecieron más rápido que los censos quinquenales, lo que representa unos 2,2 millones de canadienses.

Los matrimonios entre personas del mismo sexo, ahora representan el uno por ciento de todos los hogares, con un aumento del 60,7 por ciento desde 2006. Las parejas de sexo opuesto crecieron sólo 9,6 por ciento Durante el mismo período.

Hoy en día, alrededor del 12% de todas las parejas del mismo sexo viven con hijos, ya sean descendientes biológicos, adoptados o miembros

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

*