PTSD = PUTIN, TRUMP, SANTOS DISORDER

PTSD = PUTIN, TRUMP, SANTOS DISORDER

350
0
SHARE
PUTIN, TRUMP, SANTOS

Si, queridos lectores, el frecuentemente debatido Síndrome de Estrés Postraumático se conoce en Inglés con las siglas PTSD (Post-Traumatic Stress Disorder). Hoy, un poco en serio y un tanto dejándonos llevar por el humor que se encuentra en las angustias más extremas, nos referimos a la peligrosa agitación social y el temor generalizado que producen los estilos realmente extravagantes de los mandatarios de dos Naciones teóricamente Democráticas y el de otra Nación que este año cumple un siglo de dictadura, despues de la revuelta Bolchevique de 1917. En efecto, nos referimos a los insolitos estilos de gobierno de los mandatarios de Rusia, Estados Unidos, y Colombia: Putin, Trump y Santos.

En el caso de Vladimir Putin, el autócrata sovietico se ha destacado por su habilidad para cerrar filas alrededor del concepto de hegemonia Rusa, anexando territorios de Ucrania a pesar de la resistencia internacional y -de acuerdo con secretos susurrados que no han visto la luz publica- liderando una gran estratagema del espionage internacional para interferir con y manipular los resultados del debate electoral Estadounidense.

En el caso de Donald Trump, quien apenas lleva unas semanas en el poder (aunque a muchos ya les va pareciendo una eternidad), las medidas intemperantes, arrogantes y francamente dictatoriales del nuevo presidente de los Estados Unidos, ya han puesto en guardia o en estado de desbandada a innumerables sectores de la sociedad. Desde la súbita arremetida contra los inmigrantes ilegales y la inesperada suspensión de visas para ciudadanos de siete paises calificados de terroristas musulmanes, hasta las amenazas de construir el muro que separaría a Mexico de los Estados Unidos y la aparentemente falsa noticia de que el presidente pensaba movilizar a la Guardia Nacional para perseguir a los millones de “ilegales” residentes en Estados Unidos, Donald Trump se ha ganado millones de admiradores y millones de atemorizados enemigos. La que fuera la nación mas democrática de America y el único baluarte de esperanza que le quedaba al mundo Occidental,  se ha convertido en un experimento de gobierno que no está disponible para los conciudadanos del Presidente.

Y en el caso de Juan Manuel Santos, el día Miercoles 15 de Febrero, el centro de Opinión del periódico electronico Debate, publicó una extensa nota sobre el escándalo de la firma Odebrecht en Colombia. La nota reza asi:

“Se conoció hoy una sospechosa carta de Otto Bula al presidente del Consejo Electoral, indicando que está dispuesto a declarar que no le consta que los maletines con un millón de dólares que entregó a Roberto Prieto, a través de Andrés Giraldo, fueran para la campaña de Santos en el 2014. Se contradice con sus declaraciones ante la Fiscalía. A la par se conoció que Santos amenazó veladamente en una reunión política con extraditar a Bula a EEUU, a la vez que la Fiscalía archivó una vieja investigación contra Bula por la parapolítica. Pero, de todos modos, los medios de comunicación siguen publicando más información que ayuda a comprender la inconmensurable corrupción que carcome a este gobierno.

Esta es la séptima entrega de las noticias más relevantes sobre este escándalo.”

En una entrevista con el periodista Juan Lozano, el analista Aurelio Suárez explicó que “Otto Bula trabajó con la firma Oberbrecht – que es nada más y nada menos que socio mayoritario del consorcio Ruta del sol, en compañía de Sarmiento Angulo y Carlos A Solarte. Ambos recibieron ventajas concedidas por el gobierno Santos a través del Ministerio de transporte en cabeza de Cecilia Alvárez-Correa y del Presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade, responsables del contrato.  Es importante recordar que el ex congresista Bula habría contado con un exorbitante presupuesto de $US 4.5 millones para distribuir entre quienes fuera necesario, lo que condujo a su detención en una prisión colombiana.”

El desorden, la corrupción, las actuaciones ajenas a la noción de Democracia y un escalamiento generalizado de operaciones agresivas y que afectan la estabilidad social de estas tres Naciones, son apenas una muestra de las soterradas pero graves tensiones que afectan al mundo en estos primeros meses de 2017.

Esperemos que este desorden de Estrés Post Traumático, o PTSD, no se siga expandiendo como un virus inatajable en este año.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

*