Maduro ignora inflación de 2616% y defiende que el país ha mejorado...

Maduro ignora inflación de 2616% y defiende que el país ha mejorado bajo su mandato

11
0
SHARE
Madura niega problemas en Venezuela y sigue defendiendo su postura de que Venezuela ha mejorado.

La situación empeora mes a mes y expone a los venezolanos a malabares para llegar a fin de mes: los alimentos están cada vez más caros, los remedios no se consiguen y los precios de todos los productos de la canasta básica aumentan sin freno. Según cálculos de una comisión especializada del Parlamento, de mayoría opositora, el país gobernado por el bolivariano Nicolás Maduro cerró el año 2017 con una inflación de 2616% y una caída del Producto Bruto Interno (PBI) de 15%.

“El índice de inflación para diciembre [pasado] fue de 85% con una inflación acumulada en 2017 del 2616%”, precisó ayer el diputado opositor Rafael Guzmán.

Venezuela tuvo además “una caída del PBI del 15% el año pasado”, agregó el legislador, miembro de la Comisión de Finanzas del Parlamento, que difunde indicadores económicos debido a que el Banco Central de Venezuela no los publica desde hace dos años.

La industria petrolera -que aporta el 96% de los ingresos al país- produce 1,9 millones de barriles diarios, según la última cifra oficial difundida, por lo que la merma de la producción de petróleo superó los 400.000 barriles el año pasado.

En su defensa, el gobierno chavista, que no reconoce al Parlamento, responsabiliza por la grave crisis al desplome de los precios del petróleo y a una “guerra económica” de empresarios de “derecha” que -asegura- busca derrocar al presidente Nicolás Maduro.

Sin embargo, en los doce meses del año pasado, Maduro anunció seis aumentos salariales, el último, el 31 de diciembre, que fijó el salario mínimo integral (sueldo más bono de alimentación) en 797.510 bolívares (238 dólares a la tasa oficial y seis dólares en el mercado negro).

“No hay aumento de salario que pueda combatir esta situación”, comentó Guzmán, al señalar que Venezuela es el único país del mundo en tener hiperinflación.

La postura de Maduro

Pese al derrumbe de los indicadores económicos, el presidente Nicolás Maduro insiste en que todo es culpa de los demás; en particular, del gobierno de Estados Unidos.

El mandatario bolivariano negó ayer que el país esté atravesando una crisis humanitaria y dijo que Estados Unidos pretende una intervención con ese argumento. “Viven hablando de una supuesta crisis humanitaria en Venezuela, a Venezuela no la va a intervenir nadie, Venezuela está trabajando por su seguridad social, por la igualdad”, dijo.

En un acto con médicos comunitarios, señaló que con la denuncia de una supuesta crisis se busca justificar una intervención que busca apoderarse del petróleo venezolano.

“Se pretende justificar una intervención norteamericana y por razones humanitarias, pero buscan el petróleo, las riquezas del país. Como no pueden intervenir, inventan una crisis humanitaria los bandidos de la oposición interna, vendepatrias”, indicó.

Maduro acusó a la oposición de sabotear la distribución de alimentos y medicinas a los venezolanos y responsabilizó de ello al dirigente opositor Julio Borges, ex jefe de la Asamblea Nacional (Congreso), a quien llamó “bandido” y “traidor a la patria”.

“El pueblo le va a cobrar eso con votos. Cuando vengan las presidenciales el pueblo va a castigar a los traidores”, indicó Maduro, quien planea buscar una reelección este año.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

*