Las protestas venezolanas contra el gobierno dejan 2 estudiantes muertos

Las protestas venezolanas contra el gobierno dejan 2 estudiantes muertos

19
0
SHARE
Los manifestantes chocan con la policía antidisturbios durante la llamada madre de todas las marchas contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en Caracas, el miércoles, 19 de abril de 2017.

Dos estudiantes fueron abatidos a tiros mientras decenas de miles de opositores al presidente venezolano, Nicolás Maduro, inundaron las calles de Caracas el miércoles en lo que se ha denominado “la madre de todas las marchas” contra el socialista asediado.

Carlos Romero, a sólo tres días de celebrar su décimo octavo cumpleaños, estaba caminando a casa desde un partido de fútbol cuando se topó con milicias progubernamentales acechando a un pequeño bolsillo de manifestantes, dijo a The Associated Press en el hospital un amigo cercano de la familia, Melvin Sojo Donde los médicos intentaron en vano salvar la vida del niño.

Sojo, quien creció en el hogar de Romero, dijo que la policía y dos personas que acudieron apresuradamente a Romero al hospital le dijeron que el chico había recibido un disparo en la cabeza de grupos progubernamentales. La confirmación oficial de la cuenta de Sojo no estaba disponible inmediatamente, y el ministro de energía del país dijo que el niño fue asesinado durante un intento de asalto.

Una mujer de 23 años identificada como Paola Ramírez fue asesinada por disparos de grupos progubernamentales que rodeaban a los manifestantes en la ciudad occidental de San Cristóbal, dijo el alcalde de la ciudad a The Associated Press. No había otros detalles disponibles inmediatamente.

Romero y Ramírez son la sexta y séptima personas asesinadas desde que comenzaron las protestas hace tres semanas sobre la decisión de la Corte Suprema de destituir al congreso controlado por la oposición de sus últimos poderes restantes después de una batalla por el poder durante un año.

El ministro de Energía, Luis Motta Domínguez, dijo a las filas de trabajadores estatales que se preparaban para unirse a una gran contramarcha que los informes de la muerte del niño a manos de grupos progubernamentales eran falsos, diciendo que había sido asesinado durante un asalto malogrado y que tendrían que Usan todo su armamento político para combatir las mentiras de los opositores “fascistas” de Maduro.

“Somos una gente pacífica, pero también estamos armados”, dijo.

Decenas de miles de manifestantes enojados convergieron de 26 puntos diferentes repartidos por la capital para intentar marchar al centro de la ciudad a la oficina del ombudsman.

Como media docena de veces antes, su progreso estaba bloqueado por vehículos ligeros blindados y una cortina de gases lacrimógenos y balas de goma disparadas por agentes de la policía antidisturbios. En algunas áreas, las caravanas de los partidarios del gobierno, algunas de ellas armadas, rodaban amenazantemente en motocicletas.

Escasez de alimentos, protestas por inflación de combustible

La decisión de la Corte Suprema fue luego revertida en medio de una abrumadora represión internacional e incluso un raro caso de disidencia pública en la élite gobernante normalmente disciplinada.

Pero tuvo el efecto añadido de dinamizar la oposición de Venezuela, que había estado luchando para canalizar el creciente desagrado con Maduro por la escasez de alimentos, la inflación de tres dígitos y la criminalidad desenfrenada.

Con su impulso renovado, la oposición está presionando ahora para el retiro de Maduro y la liberación de decenas de presos políticos. El gobierno suspendió abruptamente las elecciones regionales el año pasado y la oposición fue fuertemente favorecida para ganar, y cortó una campaña de petición para forzar un referéndum en busca de la deportación de Maduro antes de las elecciones a finales del próximo año.

Los manifestantes de la oposición incluyeron a Liliana Machuca, que gana unos 20 dólares mensuales con dos trabajos de literatura. Su rostro estaba cubierto de una sustancia blanca y pegajosa para protegerse de los efectos nocivos del gas lacrimógeno.

Aunque no espera cambios durante la noche, dijo que la protesta es la única opción que tiene después de lo que ella dice son abusos cometidos por el gobierno.

“Esto es como un juego de ajedrez y cada lado está moviendo cualquier pieza que pueda … Veremos quién se cansa primero”, dijo.

A una corta manzana, un mar de partidarios del gobierno rojo marchó con calma, algunos bailando a una banda de salsa que trató de dar un aire de normalidad a la tensa tensión política que ha paralizado a Venezuela en las últimas semanas.

Muchos eran trabajadores estatales, como Leidy Márquez, que fue transportado desde el estado de Tachira, al otro lado del país, junto con sus compañeros de trabajo en la estatal petrolera PDVSA.

“La oposición está tratando de provocar un conflicto, pero no van a lograr su objetivo”, dijo Márquez, vistiendo una camisa con los ojos de Hugo Chávez, el ex presidente fallecido del país, símbolo de celo revolucionario en toda Venezuela.

El gobierno ha intentado recuperarse de las protestas casi diarias con su propia demostración de fuerza: encarcelando a cientos de manifestantes, impidiendo que el ex candidato presidencial Henrique Capriles se presentara a la presidencia y permaneciera de pie mientras los grupos progubernamentales atacan violentamente a los miembros de la oposición del Congreso.

El presidente alega la trama de golpe

El presidente también firmó órdenes el martes en la televisión activando la “fase verde” de enigmáticos planes militares para defender a Venezuela contra lo que describe como intentos respaldados por Estados Unidos de sembrar el caos y derrocarlo.

También dijo que las autoridades en las últimas horas habían reunido a miembros sin nombre de una celda subterránea de conspiradores en los hoteles de Caracas, incluyendo a algunas personas armadas que supuestamente planeaban agitar la violencia en la marcha.

Maduro no aportó evidencia para respaldar su afirmación de que un intento de golpe de estado estaba en marcha, y la oposición rechazó sus comentarios como un intento desesperado de intimidar a los venezolanos de ejercer su derecho constitucional a protestar.

“Estamos convencidos de que el país sabe quiénes son los auténticos verdaderos golpistas, y es contra ellos que marcharemos”, dijo la oposición en un comunicado emitido el martes por la noche.

Reprimenda internacional

Los gobiernos extranjeros también advierten sobre la retórica cada vez más belicosa y la postura represiva del gobierno.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, dijo el miércoles que le preocupa que el gobierno de Maduro esté violando su propia constitución y que esté observando la situación de cerca.

Gobierno de Venezuela “aterrorizado” de llamar a elecciones
Maduro dijo esta semana que estaba expandiendo dramáticamente las milicias civiles creadas por Chávez y dando a cada miembro un arma.

También hubo preocupación de que las marchas de duelo del miércoles pudieran dar lugar a enfrentamientos después de que el líder socialista número 2, Diosdado Cabello, dijera que 60.000 partidarios del gobierno circularían en motocicletas para evitar que la oposición llegara a su destino.

En el pasado, los grupos conocidos como colectivos han operado como tropas de choque disparando contra los manifestantes mientras las fuerzas de seguridad se mantienen.

“Los responsables de la represión criminal de la actividad democrática pacífica, el socavamiento de las instituciones y prácticas democráticas y las violaciones flagrantes de los derechos humanos serán responsabilizados individualmente por sus acciones por el pueblo venezolano y sus instituciones, así como por la comunidad internacional , “Dijo el Departamento de Estado de Estados Unidos en un comunicado.

 

 

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

*