El adiós de Usain Bolt

El adiós de Usain Bolt

119
0
SHARE
Usain Saint Leo Bolt

El hombre más rápido de la historia se retira de las pistas tras el Mundial de Londres. Este sábado fue bronce en la final de los 100 metros, ganada por el estadounidense Justin Gatlin.do.

El sábado 16 de agosto de 2008 Usain Saint Leo Bolt dejó de ser un hombre común y corriente. Esa noche, en la final de los 100 metros de los Juegos Olímpicos de Pekín, necesitó 41 zancadas para detener los cronómetros en 9,69 segundos e imponer un nuevo récord mundial.

Sería el comienzo de su camino a la gloria. Días después también mejoró el registro orbital de los 200 metros, en los que se dio el lujo de relajarse en la parte final y mirar hacia atrás, en una clara muestra de que tenía cómo bajar esa marca.

Desde entonces, velocista jamaiquino disputó 13 finales olímpicas o mundiales en pruebas individuales. Ganó 11 y perdió dos, una de ellas contra sí mismo, en el hectómetro de Daegu 2011, cuando quedó eliminado por una salida falsa. Este sábado sufrió su segunda derrota, en los 100 metros del Mundial de Londres, ganados por el estadounidense Justin Gatlin. Bolt apenas fue tercero.

Con ocho títulos olímpicos y 11 mundiales, incluidos los de la posta de 4×100, Bolt es el atleta más dominante de la historia, el único capaz de defender con éxito el doblete olímpico, el hombre más veloz de todos los tiempos, pues en el Mundial de Berlín 2009 volvió a quebrar sus marcas, las vigentes en 100 y 200 metros. Tras su última carrera individual, el próximo sábado se despedirá de las pistas con la posta corta. Su retiro marca el final de una era del atletismo, la suya.

Superó la escoliosis

Cuatro años antes de saltar a la fama, Bolt estuvo a punto de dejar el atletismo. Después de quedar eliminado en la primera ronda de los 200 metros en los Olímpicos de Atenas 2004, una resonancia magnética confirmó que sufría de escoliosis, una desviación lateral de la columna vertebral que genera fuertes dolores.

Sus 1,95 metros de estatura y 95 kilogramos kilos de peso exigían demasiado esfuerzo y su cuerpo evidenciaba la desnutrición que sufrió de niño. La recomendación de los médicos fue dejar de correr. Su pierna izquierda era 1,5 cm más larga que la derecha.

Fue entonces cuando se topó con Glen Mills, un viejo zorro de las pistas, quien no se resignó a que el talento de Usain se desperdiciara y se convirtió en su gran maestro. Con la ayuda económica del gobierno jamaiquino, que estaba al tanto de las hazañas y los registros del joven Bolt, implementaron un riguroso plan de entrenamiento.

En las mañanas el estratega le trabajaba su técnica, en las tardes lo ponía a hacer fortalecimiento muscular y en las noches lo vigilaba para que no se fuera de rumba con los amigos con los que vivía en una residencia estudiantil en Kingston.

Fueron esas largas veladas las que forjaron la amistad entre Bolt y el entrenador. Sus duelos en el dominó se volvieron tan populares como sus discusiones sobre la distancia que debía correr.

Usain hacía los 200 metros, la prueba que más le gusta. También el 400, pero más por obligación. En el Mundial de Osaka, en 2007, Bolt fue plata en los 200 metros y también en el relevo 4×100. Allí sus compañeros le insinuaron que corriera los 100, que tenía potencial para ser el mejor del mundo.

En su segunda carrera del hectómetro bajó de 10 segundos. Y en la tercera hizo 9,76, que con cronometraje oficial habría sido la segunda mejor marca de la historia. Ya no era una promesa, sino una realidad de la prueba reina.

Antes de ir a los Olímpicos de Pekín ganaba US$5 millones al año por concepto de patrocinios, premios, bonos y participación en eventos. Esa cifra en 2016, según la revista Forbes, fue de US$43 millones.

“Lo mejor que tiene es que no ha dejado de ser el mismo de siempre. El que creció con nosotros en un pueblo llamado Trelawny y se fue llorando en un bus cuando se lo llevaron a vivir a Kingston”, cuenta su hermano Sadiki, quien todavía vive en casa de sus padres, Wellesley y Jennifer.Ellos, aunque acompañan a Usain a sus carreras más importantes, nunca quisieron dejar la casa en la que educaron a sus hijos.

Sherine, la hermana menor, es la relacionista pública de la familia. La encargada de contar los detalles de su infancia. “Jugaba cricket y fútbol. Era hincha del Manchester United, pero fue en la escuela primaria en donde el profesor Pablo McNeil lo involucró en el atletismo. Desde la primera vez que lo vio correr le puso El Rayo Bolt. Al año ya lo conocían así en todo el país”, cuenta.

En realidad, en Jamaica los atletas son héroes nacionales, como en Colombia los ciclistas. Por eso, antes de consagrase en el exterior, Usain ya tenía un prestigio bien ganado en su patria.

A pesar de que estaba preparado para triunfar, su fama superó todas las expectativas. “Después del oro en los 100 metros en Pekín no pudo volver a salir tranquilo a la calle. Todo mundo lo reconocía y le pedía fotos y autógrafos. En la mayoría de sitios que visita necesita estar escoltado, porque la gente (siempre multitudes) lo quiere tocar, abrazar”, explica su representante Ricky Simms, el hombre encargado de las finanzas y los negocios de uno de los deportistas más mediáticos del momento, sólo comparable con Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Roger Federer o Lebron James.

“Quiero que en unos 15 o 20 años pueda alardear ante mis hijos que nadie ha corrido nunca más rápido que yo. Espero que mi nombre sea recordado al lado de los de Mohamed Alí o Pelé”, aseguró Bolt esta semana en la rueda de prensa previa a su última carrera, que sea cual sea el resultado, no manchará su fantástica trayectoria.

Aunque disputó cientos de competencias y muchas rondas preliminares y semifinales, fueron 13 carreras las que convirtieron a Usain Bolt en leyenda. En 194 segundos alcanzó la gloria. Poco más de tres minutos para inmortalizarse. Fue ese el tiempo que gastó para ganar las pruebas individuales más importantes en las que participó (ver gráfico al final de la nota).

El único que no ha dado positivo

De acuerdo con los registros de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (Iaaf), y un reporte del diario El País, Bolt es el único de los grandes velocistas de la historia que nunca ha dado positivo en un control antidopaje.

De las 33 mejores marcas de los 100 metros en todos los tiempos, nueve son suyas. Las otras son de Tyson Gay (5), Yohan Blake (4), Asafa Powell (8), Justin Gatlin (6) y Nesta Carter (1), todos ellos acusados y sancionados en algún momento por utilizar sustancias prohibidas para mejorar su rendimiento.

“Eso no es divertido. Creo en el camino del trabajo duro. Y los controles funcionan cada vez mejor, con lo que al que hace trampas se le coge siempre”, aseguró sin darle mayor importancia al asunto. Eso sí, el dopaje de un compañero suyo (Nesta Carter) le quitó el oro en el relevo de Pekín 2008.

Bolt se retira de las pistas. Pasará a hacer uso de su buen retiro. Volverá a disfrutar de las veladas de dominó en la terraza de su casa y de los juegos de fútbol con sus amigos. Seguirá haciendo los viajes de promoción que tanto le gustan y conociendo culturas diferentes gracias a su popularidad.

El tiempo, su implacable juez, dejará de importarle. Corriendo a toda velocidad durante un par de minutos logró asegurar su futuro y con apenas 31 años (cumplirá el 21 de agosto) puede dedicarse, ahora sí, a disfrutar de los privilegios de ser el hombre más rápido de todos los tiempos.

 Las 13 carreras que volvieron inmortal a Usain Bolt

100 metros        Olímpicos Pekín 2008                    9,69

200 metros        Olímpicos Pekín 2008                    19,30

100 metros        Mundial Berlín 2009                      9,58

200 metros        Mundial Berlín 2009                      19,19

200 metros        Mundial Daegu 2011                      19:40

100 metros        Olímpicos Londres 2012                9,63

200 metros        Olímpicos Londres 2012                19,32

100 metros        Mundial Moscú 2013                      9,77

200 metros        Mundial Moscú 2013                      19,66

100 metros        Mundial Pekín 2015                        9,79     

200 metros        Mundial Pekín 2015                        19,55

100 metros        Olímpicos Río 2016                          9,81

200 metros        Olímpicos Río 2016                         19,78

                                                                           194,4

Sus títulos de 4×100:

Olímpicos 2012 y 2016

Mundiales 2009, 2011, 2013 y 2015

Total oros olímpicos: 8

Total oros mundiales: 11

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

*